Recubrimiento en Polvo con Colores

¿Qué Polvo Reviste Colora?


Este resumen del proceso de la aplicación de recubrimiento en polvo y el uso del sistema OptiFlex®2 para recubrimiento en polvo es sólo un punto de partida, y los valores reales de aplicación pueden ser diferentes.

 

¿Cómo se aplican recubrimientos en polvo de color?


El proceso de aplicación consiste en aplicar una carga electrostática a las partículas de pintura en polvo, y pulverizarlas sobre un sustrato puesto a tierra. El sustrato o pieza, se encuentra normalmente puesto a tierra, o bien a través del transportador aéreo donde viene colgado, o bien a través del propio gancho que lo sostiene. El polvo una vez depositado en la pieza, se mantiene en esta, hasta que primero se funde y luego se cura en su correspondiente horno. El proceso de pulverización, es llevado a cabo dentro de una cabina de aplicación, diseñada para aspirar el exceso de polvo aplicado, y preparada para recuperarlo y re utilizarlo en caso de que así se requiera.

El polvo se alimenta en forma neumática a la pistola de aplicación, desde el propio embalaje de suministro o bien desde un depósito. Una vez el polvo sale por la pistola, sus partículas son cargadas por una carga de bajo amperaje, y alto voltaje que genera una atracción en la pieza puesta a tierra. Esta atracción puede llegar a causar el efecto ¨envolvente¨ alrededor de la pieza, y pintar inclusive la parte trasera de la misma.

El excedente de polvo que no se deposita en la pieza, es aspirado por la cabina y mediante un proceso de separación de partículas, permite separarse del aire utilizado. Este aire vuelvo limpio a la zona de trabajo, mientras que las partículas de polvo recuperadas, se mezclan con una proporción adecuada de polvo virgen, para su reutilización, consiguiendo un resultado de hasta el 98% de aprovechamiento del material.

Los sistemas de aplicación de polvo, están disponibles en todos los grados de sofisticación técnica, y se pueden diseñar para satisfacer todas las necesidades tanto de rendimiento, como de costes o espacio.

Desde una aplicación manual de una pistola, en una cabina estática hasta una compleja configuración con múltiples pistolas completamente automática, con cabinas y demás periféricos para cubrir todas las posibilidades.

Las pistolas son todas esencialmente similares en la pulverización del polvo. Cada pistola, es controlada por un módulo de comando, quien regula el voltaje que se genera y el ratio de transporte de polvo desde el contenedor. Los puntos a considerar a la hora de elegir el correcto equipamiento, son la eficiencia de la carga, la consistencia del transporte de polvo, y la precisión en el ajuste de estos parámetros para poder proporcionar el mejor rendimiento posible. Una vez conseguida la mejor configuración de parámetros, el siguiente reto es obtener los mismos resultados obtenidos, cada vez que sea necesario.