Recubrimiento en Polvo Electrostático

Voltaje en Comparación a Corriente – ¿Cómo se relacionan?

 

Voltaje y corriente tienen una relación inversa cuando hay cantidad limitada de suministro de energía. Éste es el caso con pistolas de recubrimiento en polvo electrostático. Voltaje es el potencial eléctrico para hacer el trabajo, mientras corriente mide el movimiento de la electricidad, o el trabajo realizado. Cuando el potencial se utiliza, se convierte a corriente; por lo tanto, hay menos potencial o energía restante. Voltaje y corriente son ajustes e indicadores útiles para pistolas electrostáticas.

"KV" (kilovolt = 1000 voltios) es la unidad de medida que indica cuánta carga eléctrica puede producir la pistola. La corriente (en microamperios) es la unidad de medida que indica cuánta carga se mueve desde el electrodo de la pistola al aire/polvo de la salida de la pistola y también el sustrato. La pistola debe configurarse al valor de KV máximo disponible, siempre y cuando no produzca un acabado indeseable. Es por esto que un nivel alto de KV genera el mayor potencial para cargar el polvo que una configuración más baja, así que proporciona mejor eficiencia en la transferencia. Los KV deben reducirse sólo cuando sea necesario reducir la retro ionización u otros efectos indeseables que no puedan controlarse de otras maneras. También puede ser necesario reducir KV cuando se requiera recubrir una parte nuevamente y así reducir las posibilidades de retro ionización, causada por la carga de la capa inicial ya curada.

La retroalimentación del nivel de corriente es una mejor indicación que el voltaje de lo que está haciendo la carga electrostática. Esto es porque la corriente le indica la cantidad de la carga que está moviendo o trabajando en lugar del potencial de la carga. La corriente a veces se puede limitar con sistemas de recubrimiento en polvo electrostático, dependiendo del tipo de unidad de control de pistola. La limitación de corriente es una muy buena manera de controlar la carga electrostática producida por la pistola. También es la manera más eficaz para lograr una alta eficiencia de la transferencia, mientras se trabaja cerca de la pieza para superar el efecto de jaula de Faraday. Para pintar la capa inicial de partes complejas, se debe ajustar el voltaje al máximo con la corriente limitada a aproximadamente 25 a 30 microamperios.

Cabe destacar que la configuración de 100 KV también es una limitante incorporada en la alimentación. Usted probablemente no tendrá 100 KV mientras se pinta una parte. Al rociar una parte, el potencial (voltaje) se lleva a cabo debido a la carga en la alimentación y será menor que el ajuste actual. A medida que disminuye la distancia de pistola-a-parte, el flujo de corriente actual aumentará. Como el flujo de corriente alcanza el punto de ajuste de límite, el KV caerá rápidamente. Esta caída abrupta del KV es lo que ayuda a evitar la ionización reversa al trabajar cerca del substrato.

La conclusión es que ambos voltaje y corriente son factores muy importantes en el proceso de recubrimiento en polvo electrostático. Utilizando una unidad de control que posee la capacidad para monitorear los dos parámetros es una ventaja definitiva y da al usuario la máxima flexibilidad y control.